Anticorrupción implica a las esferas de poder de Putin con la mafia rusa de la operación Troika


Anticorrupción implica a las esferas de poder de Putin con la mafia rusa de la operación Troika
Fecha Domingo, 13 septiembre a las 08:43:45
Tópico Accidentes


Los fiscales señalan que Petrov y Malyshev son más que socios, son hermanos de sangre

La Fiscalía Anticorrupción está dando el penúltimo paso para que los responsables de una de las tramas mafiosas más importantes del mundo tengan que comenzar a responder de sus actuaciones. La operación Troika no solo acabó con las actuaciones de Gennadios Petrov y Aklexander Malysehev, sino que puso al descubierto una potente trama criminal, internacional y con potentísimas influencias en el mundo político, económico y judicial de Rusia.

El escrito elaborado por la Fiscalía Anticorrupción en el que se desgranan las actuaciones de la Tambovskaya y de la Malysevskaya se pone de manifiesto las potentes conexiones con el círculo de poder del actual presidente ruso Vladimir Putin.

En el escrito de cierre de instrucción e imputación, los fiscales José Grinda y Juan Carrau señalan que Gennadios Petrov y Alexander Malyshev son algo más que socios, son hermanos de sangre. Son Banditi (jefes de las mafias asentadas en San Petesburgo), son dos de las figuras más potentes en el ámbito criminal mundial.

Ambos, junto a una veintena de integrantes de sus mafias, fueron detenidos en 2008 en el marco de la operación Troika por las Fuerzas de seguridad, en una actuación de la Fiscalía Anticorrupción y la Audiencia Nacional.

En sus manos estaban las estructuras criminales que más quebraderos de cabeza están dando en la Europa del Este. Porque no controlaban una trama, no. Eran dos. Sus pasos por prisión habían solidificado unas relaciones, ahora, ya inquebrantables. Porque mientras Petrov estuvo en prisión en Rusia, fue Malyshev quien se encargó de controlar sus negocios. El favor fue correspondido cuando el segundo ingresó en la cárcel. Pese a sus detenciones, tanto la red mafiosa Tambovskaya (en manos de Petrov) como la Malysevskaya (dirigida por Malyshev) siguieron funcionando y dando enormes beneficios. Pasados los 90, ambos decidieron asentarse en España y dirigir sus entramados desde el Mediterráneo.

Petrov y Malyshev tenían un gran nivel de influencia y de control en Rusia. No sólo a nivel político, sino también judicial y militar. Los vor zakone (literalmente, ladrones de ley, los máximos responsables de las tramas criminales) tenían contactos y capacidad de influencia entre ministros, jueces y militares de alta graduación (generales y coroneles). Con muchos de ellos, las relaciones eran de intensa amistad. El nivel más penetrado es el judicial.

En su escrito, el Ministerio Público señala que las actividades que realizan son, entre otras: el asesinato, el tráfico de armas, la extorsión (coacciones), la estafa, las falsedades documentales, el tráfico de influencias, el cohecho, las negociaciones prohibidas, el contrabando, el tráfico de drogas, delitos contra la Hacienda Pública, la descapitalización fraudulenta de sociedades, las palizas por encargo (lesiones) y las amenazas condicionales.

Petrov se relaciona directamente con políticos y personas situadas en puestos públicos de Rusia, como, entre otros, Anatoli Serdiukov, ministro de Defensa ruso, yerno del ex primer Ministro Víctor Zubkov. Según Anticorrupción, tiene negocios con Petrov y está relacionado con su hijo Antón.

Otro de sus puntales es el representante de la Duma Rusa Vladislav Reznik. Pese al cargo público desempeñado por Reznik, éste se encuentra subordinado a Petrov al que se ha dirigido en alguna de las conversaciones telefónicas como "nuestro líder", "caudillo" "todo para nosotros.

http://www.elmundo.es/baleares/2015/06/01/556c9c1d22601d873e8b45a1.html





Este artículo proviene de España Spain
http://www.spain.sc

La dirección de esta noticia es:
http://www.spain.sc/modules.php?name=News&file=article&sid=375