España Spain Español English Russian Facebook Spain.sc

The site is sold. El sitio se vende
  Login or Regístrate
Modules
· Home
· Archivo de Noticias
· Buscar
· Comentarios
· Descargas
· Diario de Usuarios
· El Tiempo
· Enciclopedia
· Encuestas
· Enlaces
· Enviar Noticias
· España
· Estadística
· Export de notícias
· Famosa del día
· FAQ
· Feedback
· Google España
· Google Spain
· Libro de visitas
· Lista de Miembros
· Notícias de España
· Radio
· Reclamo
· Recomiéndenos
· Sitemap
· Temas
· Top
· Tu Cuenta
· TV
· WAP
· Webcams
España
·  España
·  Población de España
·  Educación en España
·  Cultura de España
·  Economía de España
·  Estado de España
· Historia de España
· El Flamenco
· Regiones de España
· Eurovisión España
· Internet
· Deporte de España
Advertising
Bride.Ru
La respuesta al TC desborda Barcelona
EspañaMás de un millón de personas, según la Guardia Urbana, participaron en una histórica marcha en defensa del autogobierno que se vio trufada de consignas independentistas

La clamorosa respuesta de los catalanes a la sentencia del Tribunal Constitucional (TC), que invalida 14 artículos del Estatut y reinterpreta otros 27, fue ayer de tal magnitud que desbordó no solo las más optimistas previsiones de asistencia, sino también el propio planteamiento de la marcha. Los ciudadanos asumieron el protagonismo y dijeron alto y claro que consideran inaceptable el pronunciamiento del alto tribunal. En muy pocas ocasiones, el uso del calificativo histórico no resulta abusivo. Esta es una de ellas.

Después de tantas y tan intrincadas negociaciones para alcanzar un acuerdo sobre el diseño de la cabecera del acto, los asistentes ¿más de 1.100.000 personas, según la Guardia Urbana; más de 1.500.000, según Òmnium Cultural¿ se rebelaron de forma espontánea e involuntaria contra los partidos políticos, las instituciones y las entidades organizadoras y tomaron la cabeza de la manifestación. Lo hicieron, eso sí, forzados por el colapso generado en el acceso a las calles del centro de Barcelona por donde transcurrió la protesta, que obligó al gentío a subir por el paseo de Gràcia hasta quedar situado delante de la cabecera oficial. Incapaz de avanzar al ritmo previsto, esta acabó disolviéndose antes de alcanzar el punto de destino, en la plaza de Tetuan.

Cuando esta imprevista cabecera popular terminó de desfilar, muchas personas todavía no habían logrado andar un solo paso en la confluencia del paseo de Gràcia y la Diagonal, punto de partida del acto, por lo que optaron por ocupar las calles adyacentes. Sobre la marea humana, un manto de senyeres y estelades, con predominio de las banderas independentistas y su consiguiente grito como protagonista: «Independència». Sin embargo, ampliando el zum de la fotografía, la composición de la protesta fue mucho más transversal. Salió a la calle gente de todas las generaciones. Muchos de los que estuvieron en aquella manifestación de 1977, pero también muchos que nacieron en democracia. Los más jóvenes, por delante, espolearon el acto con sus consignas. Los mayores y un gran número de parejas de media edad con niños pequeños marcharon en la parte final, en un ambiente mucho más tranquilo.


INTENSO CALOR

Las predicciones meteorológicas se cumplieron y un sol de justicia cayó durante todo el recorrido, sin que ello turbara los ánimos de los asistentes. Con puntualidad británica, a las seis de la tarde, los presidentes y expresidentes que debían guiar la marcha se colocaron frente a la gran senyera preparada para la ocasión. El president, José Montilla; sus antecesores, Jordi Pujol y Pasqual Maragall; el presidente del Parlament, Ernest Benach, y sus predecesores Joan Rigol y Heribert Barrera se situaron delante de la pancarta de Òmnium, sostenida por los dirigentes de todos los partidos catalanes, salvo el PPC y Ciutadans.

Prueba de que el protagonismo se lo llevaron los ciudadanos anónimos fue el vía crucis que soportaron las máximas autoridades, que no avanzaron un solo milímetro hasta media hora después de las seis ¿la cabecera estaba a la altura de la calle de Aragó¿. Los ruegos por megafonía de la organización para que el gentío despejase el centro del paseo fueron en balde y se toparon siempre con fuertes abucheos y un grito muy significativo dedicado a los políticos: «¡El pueblo es la cabecera!».

En los laterales del paseo de Gràcia se coció el clamor de la manifestación, mayoritariamente independentista. Más allá de la desafección entre unos y otros, ciudadanos y políticos coincidieron en el denominador común de la protesta, expresado alto y claro a lo largo y ancho del kilómetro y medio que separaba la cabeza y la cola de la manifestación: Catalunya entiende que el TC ha agredido a su autogobierno y que nada será como antes del fallo.

La multitud transversal, cívica y coral reclamó respeto para aquello que votó el pueblo catalán y, a partir de aquí, cada cual reivindicó una u otra reacción: recuperar lo que el Constitucional ha recortado, avanzar con claridad hacia una España federal o, directamente, romper con ella. En este último cometido, los partidos independentistas concibieron desde el principio el acto como el punto de partida de una campaña electoral decisiva para marcar territorio. Fueron, con diferencia, los que más gente movilizaron. Pero, tras lucir músculo, ahora deberán atraer el voto de ese millón largo de personas para demostrar que, como dicen, la ruptura con España es una apuesta creciente entre los catalanes. De momento, ayer, lograron desbordar toda previsión.


SIN FORMALIDADES

No hubo protocolo posible. Montilla prescindió pronto de la americana y marchó hasta el final en manga corta. Maragall hizo lo mismo. Pujol, Benach y Rigol aguantaron estoicos, aunque no más que Barrera, que a sus 93 años tuvo que marchar ayudado de una muleta. El president pidió agua en más de una ocasión ante el fuerte calor, al tiempo que no dejó de escuchar nunca gritos contra él y el tripartito.

Unos minutos después de las siete y media, Òmnium decidió acelerar el programa de actos para intentar dispersar a los manifestantes, pero le salió el tiro por la culata. Mientras la inmensa senyera seguía en el paseo de Gràcia, los actores Lluís Soler y Txe Arana empezaron a leer los fragmentos del seudomanifiesto elaborado por el comité organizador, que desistió de intentar pactar un mensaje conjunto tras el esperpento generado a cuenta del lema oficial y redactó uno por su cuenta, con algún que otro tinte independentista.
Los notas de Els segadors, interpretado por el Orfeó Català, tampoco funcionaron como dispersor. La multitud colapsaba la Gran Via e impedía que la cabecera oficial girase desde el paseo de Gràcia. Los políticos, que habían partido de Aragó a las seis, decidieron disolverse en la Gran Via a las ocho en punto. Cuatro calles en dos horas. Los organizadores no podían garantizar la seguridad y, a gran velocidad, plegaron los 250 metros cuadrados de senyera, que ya había sido doblada varias veces para intentar ganar espacio y avanzar más rápido. Las autoridades se despidieron y cada uno buscó un hueco para escabullirse. Montilla, el peor parado, fue custodiado entre insultos, abucheos y más consignas a favor de la independencia.

FIGURAS DE LA CULTURA

Fuera de la política, las caras más conocidas que desfilaron entre la marea fueron el cantautor Lluís Llach; los escritores Jaume Cabré e Isabel-Clara Simó; el filósofo Josep Maria Terricabras; el sociólogo y director del Institut d¿Estudis Catalans, Salvador Giner; el actor Toni Albà y la cantante Núria Feliu. Sin cargo deportivo ni, por el momento, político, el expresidente de FC Barcelona, Joan Laporta, se sumó a la fiesta. Y es que, como suele suceder, el deporte se coló entre tanta política. La tercera bandera más ondeada tras la senyera y la estelada fue la de Holanda, rival hoy de España en la final del Mundial.

elperiodico.com, 11.07.10



Foto
Enviado el Domingo, 11 julio a las 07:44:22 por Spain
 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de España
· Noticias de Spain


Noticia más leída sobre España:
TV Canaria reemite hoy la final de Murgas del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife

Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible

Tópicos Asociados

España

Bride.Ru
España Spain Spain.sc © 2006 - 2014