Almudena Cid se sitúa décima y sueña con otra final

Almudena Cid se sitúa décima y sueña con otra final

Almudena Cid es décima tras dos rotaciones

La gimnasta española Almudena Cid, que hace historia al disputar con sus 28 años sus cuartos Juegos Olímpicos, acaricia su sueño de estar en su cuarta final olímpica, tras terminar décima tras las dos rotaciones del jueves.

El duelo por suceder a Alina Kabaeva como nueva 'reina' de la gimnasia olímpica tras las primeras rotaciones parece que se vivirá entre las rusas Olga Kapranova y Evgeniya Kanaeva y la ucraniana Anna Bessonova, actual campeona del Mundo y que busca mejorar el bronce logrado en Atenas.

Almudena Cid saltó al tapiz con una sonrisa, consciente de que está ante sus últimas presencias sobre él y con el deseo de disfrutar estos momentos. Elegante como es habitual en ella se estrenó con la cuerda, con un ejercicio correcto, que le valió una puntuación de 16.675.

En el segundo, con el aro, la gimnasta vitoriana mejoró y subió la nota del primero consiguiendo un 16.800, que le permite situarse décima en la general y mantener intacto el sueño de estar en la final individual.

Luchando por la primera plaza están la rusa Kapranova, que se puso líder tras la segunda rotación con una nota de 36.825 puntos, seguida de su compatriota Kanaeva, vigente campeona de Europa, mientras que tercera está Bessonova, campeona del mundo.

En una jornada que estuvo marcada por el trágico accidente en el aeropuerto madrileño. Así, la gimnasta vitoriana, al igual que el equipo de rítmica que competirá más tarde, se vieron obligadas a descoserse de su maillot el crespón negro que tenían previsto lucir en homenaje a las víctimas, después de que el COI no lo permitiera.

El equipo español de gimnasia, séptimo tras la primera rotación

En conjuntos, séptima posición

El equipo español de gimnasia rítmica formado por Bárbara González, Lara González, Isabel Pagán, Ana Pelaz, Verónica Ruiz y Elisabeth Salom debutó en la competición por equipos con una buena actuación que las sitúa séptimas tras la única rotación de esta jornada.

Las pupilas de Anna Baranova, que vienen de ser quintas en el Mundial de Patras (Grecia), quieren confirmar ese buen resultado metiéndose en la final olímpica por equipos y se estrenaron sobre el tapiz con el ejercicio de cinco cuerdas que les valió una nota de 15.735.

España trata de mejorar el séptimo puesto logrado hace cuatro años en Atenas y para ello deberá mejorar en sus siguientes actuaciones sobre el tapiz chino para meterse entre las mejores y poder luchar por los primeros puestos.

Por su parte, la vigente campeona del mundo Rusia, que defiende el título olímpico, no empezó bien la competición, ya que no estuvieron acertadas en la recogida de las cuerdas, lo que les restó puntos en su nota, que le relegó a la cuarta plaza en la clasificación general, que está liderada por Bielorrusia, mientras que China ocupa la segunda plaza.

elmundo.es, 21.08.08

0
09:45
31
RSS
Нет комментариев. Ваш будет первым!