Cristina Pedroche Navas: Vivan mis tetas

Cristina Pedroche Navas: Vivan mis tetas

Cristina Pedroche y sus décimas campanadas

Hace 10 años, sin prepararlo ni pretenderlo, Cristina Pedroche Navas inició un camino histórico en la televisión en España. Desde La Sexta y con Frank Blanco, la joven madrileña, que por aquel entonces tenía 25 años, ocupó decenas de titulares y generó un gran revuelo en la sociedad por aquel vestido negro con transparencias que lució en la retransmisión de las campanadas (en Antena 3 las dieron Carlos Sobera y Anna Simón). Ella tan solo hacía alarde una vez más de su espontaneidad y naturalidad.

La audiencia acompañó aquel gesto inesperado y se convirtieron en el tercer canal más visto en la franja horaria (por detrás de La 1 y Telecinco). Atresmedia vio el potencial de la presentadora y 365 días después saltó a Antena 3 para liderar el evento televisivo. Desde entonces, los españoles han ido sumándose a la ahora cadena más vista del país hasta que en el año 2021, el conocido como efecto Pedroche y la expectación que produce su estilismo, marcó un hito y por primera vez en la historia de la pequeña pantalla la cadena privada era la más vista en el espacio de las uvas por delante de la pública. Hazaña que repitió en 2022.

Pero más allá del vestido, del show que envuelve a su elección y las ya retrógradas y aburridas críticas, es la gran noche de Cristina. A lo largo de esta década, la comunicadora ha ido haciendo suya esta velada tan especial con la que busca sorprender, entretener y concienciar a la población con su potente mensaje. Dejando claro que realmente estamos ante un canto a la libertad, al feminismo y la autenticidad.

Un año más atiende en exclusiva a El Confidencial, con las mismas ganas e ilusión de compartir su pequeña gran creación con todo el planeta. De manifestar ese talento que quizá no todos entienden, pero que está ya más que demostrado. De poner la guinda al pastel en el que trabaja de forma incansable durante meses. La cuenta atrás para las Pedroche campanadas afronta ya sus últimas horas.

Cristina, décimas campanadas en televisión

Madre mía, 10 años. Miro para atrás y me doy cuenta de lo que ha cambiado mi vida. Por aquel entonces estaba empezando con Dabiz, que no se lo decía a nadie porque tenía la ilusión de que saliera bien… y al final mira cómo nos ha ido. Y de las primeras campanadas recuerdo la ilusión y la inocencia. De hacerlo y ponerme lo que quería porque no lo iba a ver nadie, pero al final sí que lo vio alguien...

Ahora tengo otro tipo de ilusión y si me pongo intensa, quiero que mi hija, cuando sea mayor, lo vea y diga «es mi madre» [se emociona].

Otra cosa es que te guste o no mi forma de despedir el año y dar la bienvenida al nuevo, pero de toda la vida se han comido las uvas en Televisión Española hasta ahora. Y es lo más. No es la importancia del vestido, de la performance o si gusta o no, esto es historia de España.

El hormiguero cierra sus puertas hasta después de Navidad. Aunque, antes de este parón, Cristina Pedroche acudió al programa de Pablo Motos para promocionar las campanadas. Y es que Antena 3 ha vuelto a confiar en la presentadora de Password y en Alberto Chicote para dar la bienvenida al año nuevo. Pedroche dio algunos detalles de cómo será su vestido para esta fecha tan especial, pero antes confesó lo emocionante que fue el parto de su primera hija.

La presentadora vallecana entró a plató con un extravagante mono que dejaba ver toda su ropa interior, pero que tenía un cuello alto. «Ahora que hace tanto frío, hace falta entrar en calor», bromeó Cristina Pedroche, que explicó por qué decidió acudir con este estilismo a El hormiguero: «Toda mi vida la gente me critica mucho por cómo visto», comenzó afirmando Pedroche, señalando lo cansada que está de que la gente le diga que se ponga más ropa para las campanadas.

«Bueno, pues hoy vengo de cuello vuelto», le espetó Cristina Pedroche a esas voces críticas y, con ello, arrancó los aplausos del público. La presentadora de Password también confesó que fue en agosto cuando decidió que iría a El hormiguero con este mono de transparencias. Además, Pedroche aprovechó para llevar ropa interior roja, ya que en campanadas nunca puede llevarla: «Yo la traigo hoy, que es el último día que está El hormiguero. Para mí es un orgullo venir a despedir la temporada», afirmó la vallecana.

Tras esto, Pablo Motos reconoció que estaba sensible. Y es que, momentos antes de entrar en plató, el presentador se emocionó al ver el vídeo del parto de Cristina Pedroche. La vallecana reconoció que fue uno de los mejores momentos de su vida, por lo que decidió grabarlo. «Es lo más. Es que me sentí tan empoderada, tan fuerte, tan en control de lo que estaba pasando», reveló la colaboradora de Zapeando sobre su parto.

La presentadora también se ha informado mucho sobre lactancia, por lo que considera increíble lo que el cuerpo de una mujer es capaz de hacer: «Cuando mi bebé está mala, mi leche cambia para darle lo que necesita en ese momento. Es que es lo más. O sea, vivan mis tetas», sentenció Cristina Pedroche, sin ningún tipo de filtro. La vallecana fue consciente de que había dado un gran titular con esta última frase, pero le valió la pena: «Es que la lactancia materna es una historia que es maravillosa», argumentó Pedroche.

0
20:15
504
RSS
Нет комментариев. Ваш будет первым!